Techos de cristal: ¿por qué instalarlos?

Desde Crimasa queremos hablarte de una de las alternativas para cualquier espacio pero muy concretamente para el doméstico: los techos de cristal. Es muy frecuente que, a consecuencia de la llegada del invierno y el mal tiempo en general, muchos usuarios no puedan disfrutar de espacios al aire libre dentro de sus casas. Los techos de cristal son una excelente solución a ello. A continuación te explicamos porqué y te recomendamos que consultes otros artículos como este en el que te damos consejos para aumentar la amplitud de un espacio acristalado. 

Ventajas de un techo de cristal
En primer lugar, queremos hablarte de algunas de las ventajas que poseen los techos de cristal como instalación tan para espacios particulares como para empresas. 

1.- Ahorro energético
Una de las razones por las que instalar techos de cristal resulta interesante es porque aumentan la cantidad de tiempo en el que la luz resulta aprovechable y, por lo mismo suponen un ahorro energético respecto al gasto que produce el uso de luz artificial y también de sistemas de climatización.

2.- Luminosidad
Como no podía ser de otra manera, un techo de cristal es la superficie que más aumenta el paso y el impacto de la luminosidad. Aparte de en el ahorro energético, esta ventaja se traduce, por ejemplo, en una mayor cantidad de tiempo en el que estará disponible una estancia en concreto. En segundo lugar, aumenta el número posible de actividades que pueden llevarse a cabo y, de paso, contribuye a ganar un espacio de iluminación extra que puede servir para toda la vivienda. 

3.- Supone una inversión y un valor en sí mismo
Uno de los impactos más positivos que tienen los techos de cristal tanto en viviendas como en espacios profesionales es que contribuyen a implementar el valor de la propiedad. En efecto, son puntos de alto interés energético y funcional por los puntos que hemos enumerado pero, al mismo tiempo, suponen un punto a favor también para la propia arquitectura del edificio. Por añadido, hay que decir que en cualquier tipo de construcción un techo de cristal aporta una apariencia y acabado muy elegante a toda la construcción. 

¿Qué materiales puedes encontrar en los techos de cristal?
En Crimasa contamos con un artículo en el que te explicamos los diferentes tipos de acristalado que existen así como las ventajas que tiene cada uno y la forma en la que aprovechar su rendimiento. Por ello, aquí diremos de forma general que en la construcción de estructuras con techo de cristal puede emplearse el aluminio, el acero u otros metales aunque el primero es el más popular por lo económico que resulta. 
En el caso del techo, puede optarse por cristal y policarbonato. El primero es más estético y tiene una gran resistencia a las adversidades climática. La seguridad está bajo control ya que vienen recubiertos con láminas protectoras que impiden que caiga en caso de rotura. Por otro lado, el policarbonato es un material que no es del todo transparente pero ofrece gran resistencia sin perder nada de luminosidad. 

¿Qué tipos de techos acristalados existen?
Entre las alternativas de techos acristalados que existen podemos encontrar dos principales: los móviles y los fijos. Estos últimos son los que solemos encontrar en los espacios de terrazas de viviendas de propiedad horizontal. Los techos móviles pueden estar en un mayor número de sitios y nos dan un mayor grado de libertad ya que son techos que pueden abrirse o cerrarse según las necesidades del usuario y el tiempo de cada momento. 
Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda. Consulta los increíbles trabajos de instalación de techo de cristal que en Crimasa podemos realizar en acristalamientos: te servirán de inspiración para imaginar por ti mismo el diseño que quieres para tu vivienda o empresa.