Consejos para elegir el doble acristalamiento adecuado

Crimasa quiere ofrecerte una serie de consejos que pueden serte de gran ayuda a la hora de elegir un doble acristalamiento eficaz para tu vivienda o cualquier espacio en ella donde tengas pensado instalar dichas estructuras. Esperamos que estos consejos te ayuden a sacarle el máximo partido a una solución arquitectónica: por añadido, tanto limpiar cortinas de cristal como su mantenimiento son dos operaciones sumamente sencillas.

Claves para elegir correctamente un doble acristalamiento

Como no podía ser de otra manera, el vidrio es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta cuando se trata de hacer un cerramiento. En efecto, este es un punto esencial a tener en cuenta junto con lo que se conoce como la perfilería y que haría referencia a la disposición de cada línea del cerramiento o acristalamiento. 

Así, en referencia a los vidrios, queremos hablar de los aspectos más importantes a tener en cuenta en ellos. 

Transmitancia térmica

Esta variable es el cociente entre la radiación que penetra en un edificio o espacio a través de su acristalamiento y la que se introduciría si se sustituyera por un hueco transparente. 

En dicho punto influyen varios puntos. El primero es la disposición de la propia cámara de aire que existe entre dos vidrios. Esta hace disminuir el valor de transmitancia térmica y en consecuencia mejora el comportamiento térmico de la misma. Con ello, el doble acristalamiento, que está hecho de dos vidrios más una cámara de aire que permanece estanca, ofrece un mejor comportamiento térmico que un acristalamiento sencillo de un solo cristal.

Esta regla vale en general para el grosor del cristal a razón de cuanto más espeso sea el cristal aunque para los que tienen un grosor superior a los 20mm este valor tiende a ser peor. 

Tipos de vidrio para aumentar y mejorar el aislamiento

En algunos casos, para conseguir una mejores prestaciones en cuanto a térmica y acústica, se puede rellenar la cámara entre cristales con gases que posean una menor conductividad que el aire como por ejemplo el argón. Este tipo de vidrios, por añadido, pueden disponer de un tratamiento que aumenta su aislamiento térmico y de paso disminuir la radiación excesiva por parte del Sol. Respectivamente se llaman vidrios bajo emisivos y vidrios de bajo factor solar.

Vidrios bajo emisivos

Los vidrios bajo emisivos reducen notablemente las pérdidas de calor durante el invierno y las del aire acondicionado durante el verano.

Vidrios de bajo factor solar

Los vidrios de bajo factor solar disminuyen por tanto la incidencia de los rayos solares pero dejan pasar la luz. 

Vidrios de tipo selectivo

Se trata de vidrios que combinan prestaciones de los dos tipos anteriores. Disponen de una serie de capas capaces de filtrar las radiaciones del sol de forma selectiva según la longitud de onda y consiguen reflejar la mayoría de energía en forma calórica dejando pasar únicamente la luz. 

Doble acristalamiento para el aislamiento acústico

En el caso de buscar protección frente al ruido, la mejor opción consiste en lo vidrios de tipo laminar. Estos están hechos a partir de la unión de diferentes hojas de vidrio en forma de láminas superpuestas generalmente de polivinilo butiral que es compactado por presión y calor. Así, igual que en el caso del aislamiento térmico, cuanto mayor sea el espesor de dichos vidrios mayor será su capacidad de aislamiento acústico

Para los dobles acristalamientos siempre es necesario tener en cuenta que su comportamiento mejora cuando el espesor de los cristales que lo conforma es distinto en ambos lados del panel. 

Esperamos que esta información acerca de los tipos de vidrio utilizados en el doble acristalamiento te ayude a escoger mejor la dotación que quieres que tenga tu espacio acristalado. En Crimasa podrás contar con los mejores profesionales a tu servicio, las mejores soluciones en acristalamiento y la mejor calidad en cada trabajo